Las enigmáticas mastabas egipcias

| 28 Mayo, 2013 | 0 Comments

Cualquier aficionado a la arqueología reconoce el nombre de mastaba, relacionándola con el Antiguo Egipto. Son unas estructuras de ladrillo (adobe) o piedra que ha ido apareciendo paralelamente a otros hallazgos a lo largo de la zona oriental del río Nilo. Es lógico que se hayan descubierto en gran número cerca de los grandes yacimientos, como en Guiza o Saqqara, lugar donde se descubrió una de las más grandes y antiguas, la del faraón Sepsheskaf, con una altura cercana a los 20 m. de altura. Pero seguramente irán apareciendo en otras zonas menos exploradas, refugiadas bajo la arena del desierto.

La mayoría de expertos coincide en datar a la mastaba como el más antiguo monumento funerario, más incluso que la pirámide y concuerdan en que se solía construir cavando primero un complejo de salas mortuorias en el suelo para resguardo del sepulcro y erigiendo posteriormente la mastaba sobre ellas, conectando mediante habitaciones interiores dicho monumento con las tumbas que reposaban en el subsuelo, mediante pasillos (por los que se descendía mediante escaleras o cuerdas), con un pronunciado desnivel. Todas se construían con base rectangular y se le daba una forma geométrica troncopiramidal. Se han encontrado bellos trabajos en bajorrelieves y pinturas en sus interiores y, no por ser más modestas que la pirámide, dejaban de tener un gran mérito arquitectónico.

En cuanto a su motivo funerario y características constructivas, los expertos están todos de acuerdo, pero es a la hora de compararlas con sus hermanas mayores, las pirámides, cuando un cierto sector de investigadores opina de forma distinta. Éstos mantienen que se tiene suficiente fundamento como para defender la hipótesis de que el conocimiento matemático y sus aplicaciones en la construcción eran parejos. O, lo que es lo mismo, ambos monumentos tienen el mismo origen y la misma antigüedad. Las mastabas más antiguas provienen de la Primera Dinastía, al igual que las Pirámides.

También es cierto que algunos incluso se permiten asegurar que la pirámide, como construcción, es anterior en el tiempo a la mastaba. Ambos monumentos se han datado entre los 4500  y 5000 años de antigüedad (I Dinastía-3400 a. de C./según C14-3035 a. de C.), sin entrar en la polémica de si las Grandes Pirámides pueden incluso ser varios miles de años anteriores a la datación oficial. La forma que proyectan al espacio es similar, pero claramente la mastaba no es una pirámide inacabada, sino otro tipo de construcción exclusiva de Egipto. Los hallazgos futuros y más investigaciones esperemos que nos saquen de dudas.

Toni Ferrando.

Articulos Relacionados:

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Category: Egiptología, Maravillas Antiguo Egipto, Monumentos de Egipto

About the Author ()

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *