Cleopatra, la última reina

| 10 Diciembre, 2012 | 0 Comments

Cleopatra vivió hace más de dos mil años, y sin embargo su nombre continúa siendo recordado y ella representa en la mente de todos el poder y el exotismo, al mismo tiempo familiar y misteriosa.

Cleopatra fue la última gran reina de una dinastía que fundó la que fue una las ciudades más ricas y poderosas del Mediterráneo, Alejandría y fue capaz de gobernar y unificar una tierra que atravesaba momentos difíciles intentando mantener su carácter frente al arrollador Imperio Romano. Su gran cultura, su capacidad de seducción y una gran fortaleza fueron las armas que la convirtieron, con sólo 18 años, en el faraón más joven de Egipto y pusieron a sus pies a los hombres más poderosos de su tiempo.

Cleopatra nació en el seno de la dinastía fundada por Ptolomeo, al heredar de Alejandro Magno el gobierno de Egipto. Autoproclamado faraón, instauró  su endogámica estirpe en el trono egipcio durante casi 300 años y elevaron a Alejandría a la categoría de “Maravilla del Mundo Antiguo”.

Cleopatra fue en su tiempo la mujer más poderosa de la tierra; adorada por sus súbditos por su conocimiento y defensa de las tradiciones egipcias. Temida por sus enemigos, se atrevió a desafiar el poder del Imperio Romano y a seducir al mismísimo César. Nació para ser reina y en su último momento eligió su forma de morir con una valentía que ha traspasado las fronteras del tiempo.

La figura de Cleopatra ha sido inmortalizada por artistas de todas las épocas en pinturas, esculturas y obras literarias sobre su vida, su muerte y sus historias de amor. Desde óperas, ballets y obras literarias – la más famosa es sin duda Cleopatra y Marco Antonio, de William Shakespeare- hasta superproducciones de Hollywood como la multitudinaria de Cecil B. De Mille y la famosísima de Mankiewitz, protagonizada por una joven y bella Liz Taylor, pasando por los comics de Asterix de Goscinny y Uderzo y muchísimas pinturas de distintos estilos o exposiciones multitudinarias, como la organizada por el British Museum en 2001; Cleopatra sigue levantando pasiones y su aureola de misterio continúa siendo objeto de estudio de eruditos y profanos.

Marga G.-Chas Ocaña

Articulos Relacionados:

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Category: Cultura Antiguo Egipto, Egiptología, Faraones de Egipto

About the Author ()

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *